Posted on / by Gabriela

El análisis como viaje a nuestro interior

Comenzar un análisis es comenzar un viaje, con senderos por recorrer. Los viajes son paisajes, mares, geografías, ruinas, pero también metamorfosis. Se entrecruzan en la exploración del yo, los otros y el mundo, compartiendo un mismo objetivo: la búsqueda del deseo inconsciente.

En principio, un viaje supone recorrer un espacio, un tiempo y un relato. Al mismo tiempo, épocas, paisajes y emociones latentes.

Pensado así, el sentido de la experiencia analítica, reside en permitirse vivir su aventura en el tiempo, en la historia. No solo es la historia de lo que ha acontecido, sino también de las potencialidades latentes no concretadas. La historia de los deseos incumplidos que también contribuye a la historia de quienes somos.

Quien se embarca a bordo del psicoanálisis, requiere tiempo y dinero, como todo viajante. Además, paciencia y calma para contemplar lo que en el paisaje se presenta. Como todo proceso, no puede apurarse ni forzarse, pues su esencia va en contra de la aceleración que lo consumiría en sí mismo. Un acontecer se desea. No se induce, se aguarda.

Quien acepta estos trayectos es paciente, y se sabe extranjero y huésped.

Es un sujeto audaz que admite ir más allá de lo convencional y correr con el riesgo de explorar la geografía de lo inconsciente, el territorio de las pulsiones y los dominios desérticos de la soledad humana. Sentirse, internarse, sumergirse, como experimento de reflexión.

El viaje halla su sentido solo en sí mismo, en el hecho de ser viaje. Freud nos advierte que nadie emprende su viaje interior sin un compañero ciertamente familiar. Es que, si hablamos del viaje al inconsciente, el itinerario implica regresar a los lugares natales, extraños y familiares a la vez. Más que un conocer, a un re-conocer, a un re-encuentro.

El viaje analítico es el viaje del deseo inconsciente. Un recorrido que no se transita sin padecimientos y que también conlleva la esperanza de una construcción nueva que puede darnos luz, que nos permite creer que podemos estar mejor, que es posible y sobre todo,  que somos merecedores de la felicidad tal y como nosotros la entendamos y con el sentido que a esta le podamos dar.

Tags:
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte? Respondo tu mensaje entre las 9 a.m y 20 p.m.